GlaucomaokEl glaucoma es conocido como el asesino silencioso de los ojos.

Y es así porque en la gran mayoría de los casos no da ningún síntoma. Cuando la persona se percata de que no ve bien, esta enfermedad ya ha avanzado casi en un 80% de daño del nervio del ojo. Y el nervio del ojo no tiene reemplazo en la actualidad.

Es una enfermedad que detectada a tiempo, tratada adecuadamente y vigilada a lo largo de los años, puede ser casi detenida. Casi detenida significa que si usted la padece, puede confiar en que si cumple con su tratamiento esta enfermedad nunca le dejará ciego.

Se produce cuando células muy especializadas de la retina, que luego forman el nervio óptico, son afectadas por diversos factores que dañan su metabolismo, produciendo la muerte de las mismas. El factor más conocido que produce este daño es la presión intraocular alta.

El ojo tiene un sistema de manejo de presión, totalmente independiente al de la presión corporal. El nivel óptimo de presión para cada persona es muy individual, pero se estima como un valor generalmente normal por debajo de 21 mm de Hg.  Existen formas muy variadas para tomar la presión del ojo. Contamos en nuestra Clínica con equipos diagnósticos de avanzada, cómodos y fáciles de usar, para que esta experiencia de tomarse la presión del ojo sea fácil y confiable.

El tratamiento del glaucoma incluye el uso de medicamentos en gotas, raramente pastillas o píldoras, tratamientos con láser interna o externamente al ojo, cirugías o implantes.

Cada caso es minuciosamente estudiado, tomando en cuenta múltiples factores visuales, familiares, etáreos y económicos. Con la intención de recomendarle la mejor alternativa en el tratamiento de esta temida enfermedad.