ojoseco1El ojo seco o reseco es la enfermedad ocular más frecuente en los últimos tiempos. Esto se debe a que cada día nuestra expectativa de vida aumenta, y los factores de resequedad ambiental son más rigurosos sobre nosotros.

Se dice que toda persona después de los 55 años padece de algún episodio o nivel de resequedad, aunque hoy en día es muy frecuente ver síntomas por resequedad en niños y jóvenes.

Esto ocurre cuando nuestra lágrima, que es una de las capas de protección de nuestro ojo, hace falta o se evapora muy rápido. El ojo queda en contacto directo con el aire, y esto resulta perjudicial para el mismo, toda vez que le aparecen ulceraciones microscópicas que causan ardor, prurito, visión borrosa y lagrimeo, entre otras cosas.

El tratamiento de esta condición es para toda la vida, ya que toda la vida usamos nuestros ojos y toda la vida están expuestos al sol, viento, humo, polvo, abanicos, aires acondicionados, computadoras, celulares, etc.

La necesidad o frecuencia de uso de las Lágrimas Artificiales va a depender del grado o nivel de resequedad en su córnea. De allí que nuestra evaluación es fundamental para librarle de esta fastidiosa e incansable enfermedad.

Hay tantos tipos de Lágrimas Artificiales como marcas de champú para el cabello en una tienda o supermercado. Lo hay para cabello lacio, rizado, teñido, escaso, caspa, etc.  Pues para cada tipo y gusto de cabello hay un producto que le funciona. Pues así mismo ocurre con las Lágrimas Artificiales. Para cada caso y ojo, hay un tipo de medicamento que realmente le funciona. De allí que muchas veces vemos personas que tienen síntomas y parecen no curarse.

Ven y visítanos. Un estudio completo y dinámico de s función lagrimal nos ayudará a comprender la causa de su condición y a cómo ayudarle a controlarlo.